Cuando se trata de los trabajadores de nuestra empresa, procurar que estos tengan el mejor confort es beneficioso para todas las partes. Una de las formas más sencillas para conseguirlo es, además de contar con muebles para oficinas de calidad, permitir que la luz natural entre al máximo en la oficina.

Hay numerosos estudios que señalan que la luz natural en un entorno de trabajo reduce el cansancio y mejora el rendimiento de los trabajadores. Un entorno de trabajo con luz natural facilita el ambiente de trabajo logrando un ambiente mucho más positivo y satisfactorio para los trabajadores.

Muchas de estas ventajas se sienten de forma inconsciente y es que la luz natural ayuda a regular mucho mejor el reloj biológico y también a conciliar el sueño. Los trabajadores que disfrutan de una mayor cantidad de luz natural suelen tener menos predisposición a la enfermedad por motivos emocionales.

Cuando uno no se beneficia de todas las ventajas que supone estar expuesto a la luz natural se puede encontrar con los inconvenientes. De esta forma, si falta luz natural en el trabajo se puede aumentar los dolores de cabeza, la fatiga ocular y también las molestias en general, por lo que siempre deberíamos de procurar que esta luz entrara lo máximo posible.

Finalmente, recuerda que cuanta más luz natural tengas en tu entorno de trabajo, más dinero ahorrarás en la factura de la luz todos los meses, por lo que también es una forma estupenda de poder controlar el gasto.

 

Mesa de oficina Prisma

 

¿Cómo hacer que entre más luz natural en las oficinas?

Aunque pueda parecer obvio, procura que tus armarios y estanterías de oficina no se encuentren bloqueando la entrada de esta luz a través de las ventanas. Para lograr esto, puedes optar por disposiciones diferentes en cuanto a la colocación de muebles se refiere o regular la altura y el tamaño de estos.

La forma más sencilla de poder aprovechar al máximo la luz natural es a través de la instalación de ventanas grandes. Sin embargo, a veces esto no es posible, pero podemos valernos de otros trucos, por ejemplo, con la instalación de espejos.

Si colocamos los espejos junto a las ventanas en posición estratégica, lograremos que, a través de estos, se refleje la luz natural por toda la oficina llegando a aquellas áreas que, de otro modo, resultaría imposible.

Otra de las formas más habituales de poder aprovechar la luz natural es elegir una paleta de colores claros en las paredes. Además, gracias a esta elección, podremos jugar también con la psicología del color aumentando el rendimiento y el confort de nuestros trabajadores. Procura que las paredes no sean blancas, pero puedes optar por colores crema que te ayudarán de igual modo a proyectar más esta luz.

Finalmente, también podemos optar por la instalación de un tragaluz. Este tragaluz se puede colocar como complemento a las ventanas y nos permitirá obtener una mayor cantidad de luz natural de forma sencilla.

Abrir chat
¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?