Cuando un trabajador se encuentra más a gusto en su entorno de trabajo, mejora su rendimiento. Esta mejora de rendimiento se debe a que, con el entorno adecuado, el trabajador es más feliz y se encuentra mucho más cómodo en su puesto. Tanto si eres ese trabajador que busca sentirse mejor en su puesto de trabajo, como si lo que quieres es que tus trabajadores se encuentren a gusto, vamos a dejarte algunos consejos con los que podrás lograrlo fácilmente.

Empieza con algo bueno

Empezar a trabajar de buen humor debería de ser una obligación para todo el mundo. Lograr esto es sencillo, saluda a tus compañeros de la oficina, tómate un café con ellos y comenta que tal te ha ido el día de ayer. Unas palabras con tus compañeros de buena mañana servirán de prolegómeno para afrontar un día mucho más llevadero y lleno de energía.

Ir al trabajo andando

Tomar aire fresco revitaliza la mente y ayuda a despejar las ideas. Siempre y cuando no haga un mal día, ir al trabajo caminando puede ser una buena forma de empezar tu jornada laboral. Disfrutar del paseo te ayudará a sentirte mejor y también te permitirá estar mucho más despejado en tu puesto de trabajo. Además, seguro que estás deseando sentarte nada más llegar de la calle, lo cual supondrá un estímulo aun mayor para empezar a trabajar de lo más a gusto posible.

oficina coworking para trabajo colaborativo

No trabajes siempre sentado

En este aspecto tiene vital importancia la elección del mobiliario de oficina. Las largas horas sentado se pueden hacer tediosas, lo que disminuye el rendimiento del trabajador con el paso del tiempo.

Además de tomar un descanso cuando lo necesites y estirar las piernas, también existen formas de poder trabajar estando de pie y, alternar este tipo de trabajo con el de estar sentado puede llegar a ser bastante importante. De esta forma, puedes plantearte las reuniones con tu equipo de trabajo en unas mesas altas de oficina. Este tipo de trabajo te permitirá mostrarte más cercano a tus trabajadores y también ofrece un mayor dinamismo a la oficina.

La ergonomía

Independientemente de que estés sentado o de pie, la ergonomía a la hora de trabajar es necesaria para poder sentirse bien. No escatimes en cuanto a la calidad de las sillas de oficina, lo importante sentirse cómodo en un entorno en donde vamos a pasar muchas horas.

Mesas grandes, espaciosas y, sobre todo, un entorno bien iluminado, ayudará a los trabajadores a que estos se puedan sentir mucho más a gusto en su trabajo.

El ejercicio te ayuda a sentir mejor

El ejercicio diario, además de ser bueno para nuestra salud, nos ayuda a sentirnos mejor a lo largo del día. Con este consejo no te estamos diciendo que te apuntes a un gimnasio, sino que establezcas rutinas que te pueden ayudar a sentirte bien antes de empezar a trabajar.

Hemos mencionado antes que ir al trabajo caminando es bueno para tomar un poco de aire fresco, también para hacer ejercicio. Trata de utilizar el ascensor menos y procura subir andando hasta la oficina.

Minimiza las distracciones

Poner el teléfono móvil en modo no molestar será la solución perfecta para evitar caer en distracciones que nos repercutan en nuestro rendimiento en el trabajo. Para no estar desconectado del todo, podemos poner prioridad a aquellas llamadas importantes, para que no estemos desconectados si tenemos que atender una urgencia.

Por lo demás, si evitamos las distracciones, estaremos mucho más concentrados en nuestro trabajo y, además de poder rendir mucho más, la jornada laboral parecerá mucho más corta.

mesa alta de oficina para videoconferencia

Mantén la comunicación con los compañeros

Fomentar un entorno de trabajo positivo es de lo más recomendado para rendir más y encontrarse más a gusto en el trabajo.

Precisamente por esto, te recomendamos que establezcas lazos con tus compañeros de trabajo y compartas con ellos tus gustos o aficiones. Trabajar junto a personas de confianza y con las que te sientes bien es mucho más placentero, por lo que cuidar estas relaciones es de lo más importante.

No hay productos en el carrito.